25 jun. 2006

Tycho Brahe

Astrónomo danés, considerado el más grande observador del período anterior a la invención del telescopio e innovador en los estudios astronómicos. Nacido en una noble familia en el año 1546, tuvo una vida muy aventurera: viajo mucho siguiendo el estudio de esta ciencia. En 1565, a causa de una diferencia de opinión con otro colega en una cuestión matemática, se batió a duelo y quedó mutilado de la nariz debiendo llevar de por vida una prótesis de oro, plata y cera. Gozaba de los favores del rey de Dinamarca Federico II, quien en 1576, le cedió la pequeña isla de Hven (Suecia) en donde instaló el observatorio más moderno y equipado de la época "Uraniborg". En 1572 una estrella muy luminosa apareció en la constelación de Casiopea, alcanzando la luminosidad de Júpiter y apagando lentamente después, aunque permaneció visible hasta 1574.





Tycho observo durante un año esta estrella, tratando de calcular con sus instrumentos y conocimientos la distancia con el método del paralelaje; dándose cuenta que la estrella carecía de paralelaje, lo que equivalía a admitir que se encontraba a una distancia infinita.
Tycho publico sus resultados en el tratado "De Nova Stella", provocando con el una verdadera revolución en el campo de las creencias astronómicas.

En 1588, el astrónomo desmintió, no con simples disertaciones, sino con pruebas basadas en sus observaciones y medidas, otra teoría que en aquel tiempo era universalmente aceptada, la naturaleza atmosférica de los cometas. Siguió con sus instrumentos al cometa aparecido en el 13 de noviembre de 1577, midió su paralelaje y por lo tanto la distancia dio su posición más allá de la Luna ( en ese momento se consideraba que los cometas eran un fenómeno producido dentro de nuestra atmósfera) Tycho rechazó el sistema copernicano no por ignorancia, sino por coherencia con sus observaciones. El razonó de esta manera: si la Tierra giraba a largo de una órbita alrededor del sol, como pensaba Copérnico, el observador debía notar un desplazamiento anual en las posiciones de las estrellas fijas. Como él nunca pudo medir este desplazamiento, se convenció que Copérnico estaba en un error.

El razonamiento de Tycho fue inaceptable, la insuficiente precisión de sus instrumentos lo que no le permitió detectar el pequeño desplazamiento de las estrellas. Por otra parte la vieja concepción aristotélico-tolomeica, que ponía a la Tierra inmóvil en el centro de todo, no le convencía completamente; así elaboró una propia, en la que la Tierra quedaba en el centro del Universo, pero los demás planetas giraban alrededor del Sol. Después de la muerte de su mecenas el Rey de Dinamarca, y por disputas con el nuevo soberano abandonó la isla, y se instaló en un castillo cerca de Praga; aquí conoce en el 1600 al joven Kepler, con el cual entablo una amistad científica muy importante. Un año después moría dejando a Kepler, todos sus trabajos e instrumental; con los que años más tardes formuló sus famosas leyes sobre los movimientos planetarios.

No hay comentarios:

Deja muchos comentarios!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...